Pitón arborícola verde

Pitón arborícola verde

Pitón arborícola verde

La pitón arborícola verde (Morelia viridis) es sin duda una de las estrellas emergentes de la afición por el mundo reptil. Como su nombre común sugiere, estas serpientes pasan una gran parte de su tiempo en los árboles, pero no siempre son verdes.

Vienen en una amplia gama de colores que lo mismo pueden hallarse en ejemplares que viven en el mundo salvaje que en los criados en cautividad. Los jóvenes de esta especie son normalmente de color amarillo, rojo o entre marrón oscuro y negro. A medida que maduran, muchos adultos muestran cambios de color a tonos brillantes verdes, mientras que otros mantienen sus colores juveniles como amarillo brillante, y el resto se convierten directamente a azul.

Cada color es único y sorprendente en su evolución. Observar el cambio de color es una de las cosas más emocionantes que pueden experimentar los dueños de algunas de estas hermosas serpientes.

Serpiente Pitón arborícola verde

Disponibilidad

Las pitones arborícolas verdes criadas en cautividad se vuelven cada vez más habituales a medida que más personas tienen éxito en su cría. Muchos sitios web y foros dedicados a las especies proporcionan especímenes de calidad criados en cautividad. Si vas a elegir una, lo mejor es encontrar los criadores de renombre que te pueden ayudar con la selección y responder a todas las preguntas que tengas que hacer.

En este sentido, es importante conocer el origen de una potencial mascota. Muchas de estas serpientes en la actualidad provienen de las granjas de Indonesia y aunque puedan parecer sanas al principio, pueden albergar parásitos que les pasan factura con el tiempo.

Tamaño

Los adultos de pitones arborícolas verdes promedian en tamaño entre 1,22 y 1,83 metros, estando los machos en el extremo inferior de esta escala y las hembras en el extremo superior. Los machos también suelen ser más delgados que las hembras.

Especie Pitón arborícola

Esperanza de vida

La mayoría de los pitones de árbol verde se puede esperar a vivir en sus mediados de los adolescentes con buena atención. Algunos incluso han hecho en sus mediados de los años 20.

Enjaulamiento

La jaula o “casa” a escoger para un pitón arborícola verde debe proporcionar una visualización suficiente para disfrutar de su belleza en todo momento.

Muchas cajas de apertura de plástico y vidrio frontal pueden ser equipadas para dar cabida a las necesidades de estas serpientes arbóreas.

Los ejemplares jóvenes pueden ser tímidos, así que lo mejor es empezar a colocarlos en recintos más pequeños, que midan 0,3 metros de largo, ancho y altura. Ya los adultos hacen pleno uso de dimensiones más grandes, tales como 0,6 metros de largo, ancho y alto o 0,9 metros de largo, por 0,6 de ancho y alto.

Especie de serpiente Pitón verde

Uno de los mayores conceptos erróneos acerca de las especies de serpientes arbóreas, es que sus cajas deben ser muy alta. Con jaulas altas estas serpientes suelen elegir la parte más alta para estar y sus cuencos de agua se encuentran normalmente en el suelo de la jaula. A veces, la pitón no desciende para beber y esto provoca deshidratación.

Cuando las pitones arborícolas verdes se activan, se arrastran horizontalmente a través de los árboles, no hacia arriba y abajo. Esto quiere decir que el espacio horizontal es mucho más valioso que el vertical. Una buena regla general es que la serpiente debe ser capaz de llegar cómodamente a la parte inferior de la caja, desde el extremo más alto.

A pesar de que estos animales pasan la mayor parte de su vida en los árboles, hacen buen uso del espacio horizontal. Cuando están activos, pasan su tiempo arrastrándose a través de ramas de los árboles y en ocasiones pasan de un nivel a otro.

Información sobre la Pitón arborícola verde

Iluminación y temperatura

Las pitones arborícolas verdes no requieren de iluminación de espectro completo para metabolizar el calcio, pero una lámpara de espectro completo de calidad, pone de manifiesto todos los colores vibrantes de su mascota. Debido a que la duración del día en su hábitat natural es casi la misma durante todo el año, el criador puede proporcionarle al animal 12 horas de luz cada día.

Las selvas tropicales son el hábitat natural de esta especie, por lo que las serpientes en cautiverio necesitan un ambiente cálido y húmedo. A lo largo de su área de distribución natural rara vez experimentan temperaturas inferiores a 33 grados Celsius. Asimismo, el rango de humedad para pitones arborícolas verdes debe ser de 40 a 70 por ciento.

Serpiente arborícola verde colo rojo

Alimentación

Estas serpientes son depredadores arbóreos, así que los especímenes en cautividad pueden prosperar con una dieta de roedores del tamaño adecuado. Los ejemplares jóvenes pueden ser alimentados con ratones pequeños cada cinco o siete días, mientras que los juveniles mayores y los adultos jóvenes pueden ser alimentados con una tolva o medio ratón cada siete o 10 días. Los adultos pueden recibir una comida de uno o dos ratones adultos, o una pequeña rata, cada 10 o 14 días.

Se debe tener cuidado de no sobrealimentar al animal. Estos réptiles naturalmente delgados tienen un estilo de vida sedentario. Pueden fácilmente adquirir sobrepeso, lo que les acarrea problemas de salud.

El agua les debe ser proveída también. Tener un tazón de agua limpia y fresca en el recinto es una buena alternativa, al igual que colocar un cuenco de agua elevado, situado cerca de su percha, del que algunas serpientes beben más fácilmente.

Reptil arborícola verde

Manipulación y Temperamento

La imagen de las pitones arborícolas verdes ha sido dañada en los últimos años. Tienen una reputación de ser agresivas, pero mayormente esto es falso. Su actitud suele ser un reflejo de la forma en que han sido tratadas.

Para manipular a una de estas serpientes sin dañarlas o llevarlas a la agresividad lo mejor es hacerlo mientras descansan en su percha. Se debe hacer con calma, independientemente de cómo reacciona el animal.

Lo recomendado es acercarse a la serpiente desde abajo, con la mano libre. Esto es mucho menos amenazante que hacerlo desde arriba. Una vez sujeta, las bobinas inferiores se apoyan suavemente y se deja que el animal comience a dejar la percha por su cuenta.

Las bobinas se pueden comenzar a elevar con la mano cuando la pitón comienza a salir de la percha. Nunca se debe tirar de ella, ya que con un enfoque suave y tranquilo, van a tolerar mejor la manipulación por períodos cortos.

Compártelo en tu red social: